El ciclo y la oscuridad.

No se si sabías que el ciclo menstrual y sus 4 fases, es una representación de la naturaleza de la vida dentro de nosotras.

Se corresponde a muchos patrones naturales como el ciclo de la luna, el movimiento de expansión y contención del universo, el símbolo del yin y el yang. Y todo esto está en nuestro cuerpo.

Pero quiero hablarte de un aspecto muy peculiar de nuestro ciclo, sobre todo cuando se tienen en cuenta todas sus fases. No sé si te habrás fijado en la correlación de las 4 fases de nuestro ciclo menstrual y las 4 estaciones de la madre Tierra.

Y de ello quiero hablarte hoy.

Las cuatro fases menstruales corresponden al cambio de estación, haciéndose evidente una correlación entre los mensajeros psíquicos (su acción en cada fase menstrual) y lo que se puede ver representado en cada estación.

En la menstruación, el invierno está relacionado. Todo se para, es hora de hibernar, como cuando llega el sangrado.

En la fase folículo-estimulante, la primavera hace su mención. Las flores, los aromas, todo es de color, igual que el estrógeno y su acción.

En el verano, aparece aquí la exposición, la extroversión, la ovulación. Ese pico de estrógenos en un calor representado.

En el otoño, la fase lútea se hace evidente. Las hojas caen, se va la luz, el sol no brilla con tanto calor, y entramos todos en un peculiar humor. Pero espera, deja que de esto te cuente:

Muchas mujeres que sufren del síndrome premenstrual han observado que sus síntomas empeoran en otoño, cuando los días se acortan. Muchos de los síntomas que acompañan a la forma de expresión llamada trastorno afectivo estacional (SAD).

El síndrome premenstrual es al ciclo mensual lo que el trastorno afectivo estacional es al ciclo anual. Estos dos trastornos responden al mismo tratamiento a la vez que nos pide profundizar en nuestra conexión con nuestra sabiduría cíclica.“
Dra. Christiane Northrup

¿Esto te ha parecido interesante?

Pues espera a lo que viene.

Sabías que las antiguas tradiciones, las culturas ancestrales, tenían una forma de conexión con la tierra muy particular y celebraban festividades (que hoy día se han transformado en otra cosa y en algunos casos han perdido su sentido primal) para celebrar los cambios que experimentaba nuestra querida madre tierra.

Y como has podido ver, tu eres un fractal de ella, una parte mínima donde se experimenta el todo.

Y en ti se experimentan estas estaciones.

Pero esto no acaba aquí.

Veamos a quien debemos nombrar cuando me refiero a la festividad del otoño, al arquetipo de nuestro Síndrome premenstrual.

En las culturas celto-iberas, estas festividades de cambios estacionales son representadas mediante figuras arquetípicas que muestran aspectos humanos relacionados con el momento que vive la tierra.

¿Y a que no sabes a quien se celebra la noche del 31 de Octubre?
La noche del fin del verano, Samaín. Donde el ciclo regresa al vientre oscuro de la Tierra, para recomenzar un ciclo completo.

“La idea seminal que nos enseña Samaín es que todos los fenómenos se inician en la oscuridad, concepto seminal que regía la concepción del mundo de nuestros antepasados, para quienes la oscuridad era benévola. Las semillas germinan en la oscuridad de la Tierra, los bebés se gestan en la oscuridad del vientre y las ideas surgen del oscuro inconsciente.”
Marianna García Legar

Dime.

¿Puedes establecer relación con la sombra?
Que no te explote la cabeza con tanta información.

Esto solo empieza.

Si este post te ha gustado, que sepas que envío reflexiones a través de email. La suscripción es gratuita y no te dejará indiferente.

Responsable: Marga Hope, siendo la Finalidad: envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación: es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Active Campaign  fuera de la UE en EEUU y acogido al Privacy Shield. Ver Política de Privacidad de Active Campaign.  Podrás ejercer tus Derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en red@margahope.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Para más información consulta mi Política de Privacidad

Comparte:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

3 comentarios

  1. Mi sombra es la indecisión, lo que me lleva a la tristeza y mayor sensibilidad. E irritabilidad por a pesar de decidido no estar segura. Así que tal vez la inseguridad también es parte de mi sombra.

  2. Hola!
    Pues yo reconozco ya hace un tiempo una de mis sombras….los días previos a la menstruación me vuelvo una chillona, en seguida salto a cualquier comentario de mi marido que no me guste, que en otras ocasiones a lo mejor me tomo con más calma o ni siquiera me afecta….y entonces discuto,grito y al final acabo llorando porque me doy cuenta de lo mal que lo he hecho….también noto que tengo menos paciencia con mis hijos y a veces me sale la agresividad y le doy un tirón de orejas a mi hijo o un toque en el culo a mi hija pequeña cuando hacen trastadas o mi hijo mayor me torea…..yo le llamo IDA( que es mi segundo nombre en honor a mi bisabuela).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te puede interesar...