Gafas de realidad

Cualquier circunstancia que te ocurra, realmente es fruto de que llevas unas gafas de realidad que solo te permiten ver ciertas posibilidades en este mundo.

Es como si fueran un filtro de color que solo te permiten captar ese color a fuera.

Imagínate que tus gafas son de filtro azul, vas a buscar elementos azules a fuera.

Y que el filtro azul es un código inconsciente donde, por ejemplo:  el dinero es sucio.

U otro ejemplo sería: trabajar por vocación es imposible.

Que estas formas de mirar fueran un color.

Imagínate, por un momento que estas asociaciones fueran esto, un filtro de colores.

La mente humana, que no el cerebro.

Son cosas distintas.

Una cosa es el hardware, otra bien diferente es el software.

Y el software no está ubicado en la cabeza.

Es un campo más amplio.

La mente humana lo que quiere es ratificarse continuamente. Reconfirmar su existencia y sus paradigmas.

Somos unos cabezones que nos gusta tener la razón: Esto quiere decir que de una forma muy inconsciente vas a tratar de buscar circunstancias de color azul.

Donde el dinero es sucio, Y por ende no me llega.

O donde vivir de mi vocación es lo más difícil del mundo.

Bonito, ¿verdad?

Lo interesante de esto que muchos pensamos que realmente lo que deberíamos hacer quitarnos ese filtro.

Hay gente que ya sabe que los lleva, bien.

Es un gran avance.

¿Y qué hacemos al respecto? Consumir data. Es decir, me compro este curso que me enseña, este libro que me habla sobre el propósito, o me apunto a esta formación. Pretendiendo meter un filtro rosa, delante filtro azul.

Hay mucha gente que ahora va a creer: bueno, al menos tendremos una mezcla de dos colores. Las gafas de realidad no serán azules y tampoco rosas. Tendremos una mezcla, un lila.

Sí, mañana a mediodía. Es decir, que no.

¿Por qué?

Porque el filtro azul y el rosa no tienen el mismo peso.

¿Por qué?

Porque el filtro azul se instaló en tu software cuando eras un ser muy neuroplástico y absorbías como esponja.

Y ahora no lo eres tanto.

Lo eres muy poco, siendo suaves.

Realmente, y quien maneja bien la meta-transofrmación de los seres humanos lo sabe, el trabajo que hay por delante es dejar de alimentar los códigos conocidos en los que se basan tus gafas de realidad.

Visualmente y siguiendo la metáfora que había usado, es como si pudieras acceder a todos los códigos, elegir cuál activar. Por eso otra de las propiedades del señor o la señora x, es la de “ser un espacio de soluciones”. Pero si hace rato que sigues mi contenido, ya sabes esto de que el inconsciente (o llámalo x) es muy protector y sabio y lo que quiere es que tú sobrevivas. Si hasta ahora la supervivencia se ha asegurado pulsando al 1,2,3, este señor es muy arcaico y va a volver a pulsar el 1,2,3. Es tan arcaico que funciona por supervivencia, placer y facilidad. Cuando hablamos de placer, hablamos del placer de sobrevivir, del placer de comer, del placer de reproducirse y poco más. Las complicaciones se la hemos puesto nosotr@s después. Conceptualización de todo: llaman inconsciente a los códigos en modo on y supraconsciente al resto de códigos. Porque se ha entendido al inconsciente como algo “limitante” y el supraconsciente como “liberador”. Pero es lo mismísimo. 

Extracto del post: Poli bueno, poli malo: niveles de consciencia

 

Peero, hay un código relacionado con el perfeccionismo, el juicio y el tálamo que nos colocan en: 

El péndulo de la perfección.  

Este es el más jodido. 

Pensamos más en cómo tengo que vivir que en vivir. 

Y nos colocamos a un volumen alto de: si las cosas no salen como yo quisiera, están mal hechas. Mejor dicho, no es como yo quisiera, es como el profeta ha contado que deben ser. Este es el gran obstáculo, la referencia externa. 

El paradigma por el que nos hemos movido hasta ahora es el de la repetición de leyes internas DE OTRO.

 Es decir, las leyes internas que a través de su propia consciencia otro descubrió sobre su concepto de la realidad y de la espiritualidad. 

Esas leyes internas le llevaron a reproducir hábitos en lo externo. Y nosotros reproducimos esos hábitos. Es que esto parece una broma. 

—Medita de esta forma.
—Piensa de esta otra.
—Comunícate de esta otra. 

Colocándonos más “cómos” y, por ende, más perfección. Y ¿sabes qué provoca esto? Más sugestión negativa. “Tiene que ser de esta forma o está mal”. Y siempre va a estar mal porque nunca es suficientemente bueno. 

Extracto del post: La espiritualidad como obstáculo.

 

Y de esta forma tus gafas de realidad siguen actuando desde los filtros antiguos (los códigos de tu infancia) y tu le pones encima más filtros y más «cómos», sintiéndote cada vez peor si no encajas en ellos. 

Y lo que tu pretendías que fuera un color rosa, o como poco un lila, pasa a ser un color marrón mierda que más que ayudarte te da más trabajo. 

¿Qué tiene que ver con el foco perceptivo?

Foco perceptivo= gafas de realidad inconsciente. 

 

Ahora, cuando te hablen de inconsciente, te acordarás de las gafas de realidad, del hardware y el software, del foco perceptivo, los trucos y de Marga Hope con sus metáforas. 

Porque No se trata de empujar modelos, estrategias o pensamientos o el intentar ser algo que no eres..

Si no quitarle peso al código inconsciente, descargar la memoria.

 

¿Te han gustado estos extractos? Puedes solicitar los posts completos accediendo a la versión anual de la membresía aquí: 

Si este post te ha gustado, que sepas que envío reflexiones a través de email. La suscripción es gratuita y no te dejará indiferente.

Responsable: Marga Hope, siendo la Finalidad: envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación: es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Active Campaign  fuera de la UE en EEUU y acogido al Privacy Shield. Ver Política de Privacidad de Active Campaign.  Podrás ejercer tus Derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en red@margahope.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Para más información consulta mi Política de Privacidad

Comparte:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

También te puede interesar...