Laura

Mi nombre es Laura y me encontre a Marga en un momento de mi vida donde tenia que afrontarme a miedos e inseguridades que me provocaban mucha ansiedad.

Tenía mucha dificultad para aceptar la frustración además de no saber escuchar mi cuerpo. He tenido la suerte de conocer a Marga tanto en ámbito de profesional como en el personal y puedo afirmar que hay cosas de mí que no las volveré a ver como antes.

Una de las terapias que probé fue la cristaloterapia. El mismo día de la terapia y los días/ semanas posteriores a mi ansiedad disminuyeron, además de sentir una paz y conexión conmigo misma, donde todo podía ser posible.

Otras de las terapias que llegue a conocer fue la del ciclo menstrual. La información extra que recibí sobre este ciclo, me ayudó a aceptar y comprender todas mis etapas, como me sentía, porque y cuál era el tema. ¡De verdad!

Cada vez que estoy en la fase lútea (conocida como fase premenstrual) , donde los síntomas pueden ser enfado, tristeza o frustración, me suena una campanita en mi cabeza y aparece marga en mi mente recordándome en que consiste esta fase y conflictos internos que puedo estar escondiendo.

El ciclo menstrual ya no es un autocastigo y una montaña de rusa de sentimientos, sino de auto-comprensión, amor propio y felicidad en el camino a lo largo de la etapa menstrual.

Sé de primera mano que la ansiedad afecta a mucha gente de mi entorno y una terapia con Marga ayuda a eliminar o rebajar esas energías.

Estas tienen que ver con las ondas cerebrales que provocan en mí esos estados de peligro y miedo (tiene unos posts maravillosos donde se puede entender mejor lo que quiero de decir, aunque Marga siempre lo explica todo muy claro, para que se entienda en el mismo momento de la terapia).

Y ya no me enrollo más, ¡que su terapia es increíble y sabe de lo que habla!

Facebook
Twitter
LinkedIn

Más testimonios:

Cristina

Ha sido un trabajo enriquecedor, de una introspección total, de observación, entendimiento y respeto a mi misma.

Eneritz

El trabajo personal que he hecho acompañada por ella ha sido muy potente. Me ha servido para poner luz en parte de mi sombra, para visibilizar, nombrar y darle su espacio en mi a aquello que necesitaba ser sanado

Oihane

La hipnosis guiada fue una experiencia muy agradable y dulce que me proporcionó un lugar seguro y cálido desde el que fuimos logrando resignificar experiencias pasadas y presentes traumáticas.