Laura Soto

Soy Laura Soto, dentista y madrileña por el mundo (¿siempre huyendo?…¿de qué?…¿de quién?…👀).
Yo empecé hace ya muchos años a ir a diferentes tipos de terapia, desde la psicología convencional hasta trabajar con los sueños y terapias menos conocidas como la hipnosis.

Yo ya conocía la hipnosis había recurrido a ella en alguna ocasión puntual para solucionar un par de problemas muy concretos, en este caso eran de celos, y aluciné al ver que en un día ese problema que TAN problema era ya no me importaba nada…ABSOLUTAMENTE NADA…no de una forma en la que yo tenía que decirme a mi misma de una forma consciente: a ver Laura todo está bien, estos celos no son racionales ni tienen fundamentos. Si no de una manera pura en inconsciente, es que NO ME IMPORTABA.


Entonces yo, antes de conocer a Marga, ya me creía una tía con «la cabeza arreglada», fuerte, hecha a sí misma, independiente, espiritual, me conocía a mi misma y reconocía mis reacciones y pensamientos, mi consciente y mi inconsciente 😎 (ay! Pobrecita yo).
Tengo que decir que yo empecé a buscar ayuda en el momento en el que empecé a darme cuenta de que empalmaba relación tóxica con relación tóxica sin parar… Seguía un patrón que me sonaba muy familiar…🤦🏻‍♀️(ay la famiglia).


De pronto, cuando yo era tan perfecta ya, porque tenía mi casa, mi vida, mi chico perfecto (el primero con el que había conseguido construir algo que no era tóxico y basado en el diálogo ❤️ manda narices que ni hablamos la misma lengua, pero así fue…mejor que con cualquier relación anterior en castellano), mi trabajo…etc etc…empecé a sufrir unos sangrados intermenstruales muy intensos, muy largos y muy «raros» a los que los médicos no les daban ninguna explicación más que el típico «a veces puede pasar», «el estrés» (que estrés si yo estoy ya arreglada) 🤷🏻‍♀️😳 (y fui a muuuuuchos especialistas diferentes).

También empecé a notar que todo lo que tenía bajo control, toda mi calma, se empezaba a ir al traste.
Ahí di con Marga, por instagram y porque una amiga mía me habló de que ella trabajaba la hipnosis enfocada al plano de la mujer, del ciclo, la sangre y decidí ponerme en contacto con ella. ¡De las mejores decisiones que he tomado en la vida!

No sé explicarlo, magia, me hizo ponerme a estudiar cosas que ni yo misma sabía de mi familia, me hizo mirar y enfocarme en cosas que yo ya casi tenía olvidadas o, mejor dicho, superadas… Cosas en las que nunca antes me había parado a pensar porque ya las daba por superadas y cosa del pasado.

Ahondé en mis sombras y me di cuenta de que seguía siendo la misma niña de 4-6 años, con los mismos traumas, traumas que no estaban para nada superados, sino tapados todos juntos debajo de una manta, y que todos mis conflictos físicos y psicológicos del presente tenían su origen en el pasado lejano, un pasado que tenía que perdonarme y tratar con amor y cariño.

El origen era una niña llena de miedos e inseguridades que lo único que quería era muchos abrazos y besos.


Desde el primer día mi ciclo se empezó a regularizar, los sangrados intermenstruales se fueron y yo empecé a entenderme de verdad, empecé a darme cuenta de taaaaaantas cosas que antes no veía. No sé como explicarlo porque de verdad a día de hoy me sigue pareciendo magia!


¡Tan mágico como haber empezado totalmente desajustada y encontrarme ahora a un mes de dar a luz a mi bebé! Con una barriga y unas hormonas más ordenadas que nunca… Creando vida! ❤️

Tres beneficios: inconsciente más consciente, calma, autoconocimiento
Yo le aconsejaría a todo el mundo a buscar más allá, no solo en sus problemas, sino ya en su vida diaria, patrones, reacciones, relaciones, adicciones… A todo el mundo! ¡Porque cuando te das cuenta de que todo está conectado y que todo empezó, en la mayoría de los casos, incluso antes de haber nacido… Ahí alucinas!

Facebook
Twitter
LinkedIn

Más testimonios:

Xisca

Desaparecieron grises y negros y apareció el color. Psicosomática y sistémica

Laura

Ha sido tan potente lo que hemos trabajado que además llevarme grandes aprendizajes, de haber hecho grandes cambios, hemos generado una Tribu.

Maria Magdalena

Mi objetivo era muy claro:
“Diría que se hace magia y esta crea una nueva realidad”

Paola

Comprender que somos mujeres cíclicas y que no todos los días son iguales para nosotras. Si puedes regalarte esto, lo hagas.