Verónica

Mi nombre es Veronica, soy de Murcia y trabajo en una empresa que se dedica a las
telecomunicaciones.


Hace un año me encontraba en un momento de cataclismo personal que me
mantenía en un estado que puedo resumir en quiero llorar y no quiero salir de la
cama. En la búsqueda de soluciones descubrí a Marga y a su guía anticoaching, que
además de muchas explicaciones a cosas que ni sabía que me preguntaba, me
despertó una enorme curiosidad a si eso me podría ayudar con mi desesperanza.


No tuve que esperar mucho para empezar a notar cambios en mi misma y en mis
síntomas. Poco a poco tenia más energía y ganas de hacer cosas a la vez que me
descubría a mí y a mi historia, lo que convertía cada sesión en toda una experiencia.
Gracias a este proceso hoy me encuentro en un punto totalmente diferente, con
ganas de comerme el mundo, optimista, más enfocada y feliz, y como guinda a
ese pastel recibiendo del mundo un feed back que se trasforma en nuevas
oportunidades, alegría y todo lo que hace un año ni siquiera me planteaba pudiera
tener.


El proceso ha sido increiblemente rapido, efectivo, tranquilizador, enrriquecedor,
personal, dulce y comprensivo. Si tuviera que destacar algo es la cantidad de cosas
que he aprendido de mi misma, y como todo ello ha condicionado mi vida, y como
gracias a Marga que sabe dar «mágicamente» con la tecla todo lo que ayer creías
imposible se hace posible como por arte de magia.


No puedo decirle a nadie que hacer o no hacer, pero para mi ha sido algo fantástico
y que no descarto repetir para trabajar mas áreas de mi vida, y desde luego animo a
todos a experimentarlos, porque hay mucho que ganar .

Facebook
Twitter
LinkedIn

Más testimonios:

Laura

Ha sido tan potente lo que hemos trabajado que además llevarme grandes aprendizajes, de haber hecho grandes cambios, hemos generado una Tribu.

Eneritz

El trabajo personal que he hecho acompañada por ella ha sido muy potente. Me ha servido para poner luz en parte de mi sombra, para visibilizar, nombrar y darle su espacio en mi a aquello que necesitaba ser sanado

Rita

Vine a hacer terapia con Marga para tratar el tema del dolor frente al masculino (los hombres), el miedo al abandono y al rechazo.