Rafa Campos

Me llamo Rafa. Soy de Sevilla, tengo 44 años y me dedico a un montón de cosas para hacer posible que funcione mi propia empresa. Un proyecto artístico, una manera de aprender, de vivir experiencias, y muy probablemente, de compensar carencias.

Desde muy pequeño he sentido que soy un tipo raro, que algo me pasaba… pero como siempre he oído que todo el mundo «tiene algo», que «el que no corre, vuela» y demás generalizaciones, normalicé el no estar «adaptado» y más o menos aprendí a saber navegar las olas y los altibajos. Pero después de un divorcio, un hijo al que educar y una pandemia, el manual de instrucciones que yo mismo me había escrito ya no servía y mi día a día se convirtió en un tormento mientras observaba como yo no era lo que pensaba de mí mismo, sino que había comportamientos y reacciones nada deseables, que siempre habían estado ahí pero que había estado escondiendo ante mí y ante los demás. Si no hacía algo, podía hacer daño a mi entorno y a mi mismo. Más daño… 

Terapias psicológicas, EMDR, medicación psiquiátrica, más psicólogos, muchas lecturas sobre apego, autoestima, amor propio… nada parecía estabilizarme. El sufrimiento era inmenso.

Cuando apareció Marga y escuché sus propuestas de trabajo, mi intuición me dijo que era el camino. Necesitaba herramientas para romper con los patrones y dinámicas que arrastraba. No tuve ninguna duda tras hablar con ella en la sesión de valoración. Sabía que podía dejarme guiar por ella incluso aunque no pudiera entender del todo sus explicaciones. No hacía falta más y no me equivoqué. Mi experiencia con Marga ha sido un viaje a toda velocidad con los ojos cerrados mientras ella ponía la carretera por delante. 

La mejor inversión que he hecho en mi vida. 

Después de la primera sesión de hipnosis pude experimentar cambios muy significativos. Con las siguientes sesiones hemos podido seguir profundizando y reparando. Parece increíble, pero es muy real. He podido encontrar paz, calma, amor, aceptación, perdón, una versión mejorada de mí mismo, con más herramientas para el día a día, y se han abierto muchas puertas para que puedan llegar aún más cosas buenas, para poder vivir en plenitud.

Consciencia

Crecimiento

Serenidad

Percepción

Estos son algunos de los beneficios que me llevo del trabajo con Marga, pero hay más, mucho más.

Si necesitas resolver miedos, dolores, limitaciones, si quieres crecer, ser libre, sanar… confía en ella.

Facebook
Twitter
LinkedIn

Más testimonios:

Gracia

Psicosomática
Ha sido un camino precioso, lleno de aprendizaje.

Andrea

Trabajo con la sombra
Y sin juicio y con amor una empieza a verse a sí misma en sus luces y sombras.
Un proceso de un valor incalculable.